miércoles, 27 de octubre de 2010

María Valtorta - Mística Italiana




http://librosintinta.files.wordpress.com/2010/08/maria_valtorta.jpg 

María Valtorta




Maria Valtorta
EL EVANGELIO COMO ME HA SIDO REVELADO
VOLUMEN PRIMERO

NACIMIENTO Y VIDA OCULTA DE MARIA Y JESUS
Capitulos 1 - 43

PRIMER ANO DE LA VIDA PUBLICA DE JESUS
Capitulos 44 - 140
SEGUNDO ANO DE LA VIDA PUBLICA DE JESUS
Capitulos 141 - 312

TERCER ANO DE LA VIDA PUBLICA DE JESUS
Capitulos 313 - 540

PREPARACION A LA PASION DE JESUS
Capitulos 541 - 686

PASION Y MUERTE DE JESUS Capitulos 587 - 613

GLORIFICACION DE JESUS Y MARIA
Capitulos 614 - 649

Maria Valtorta

EL EVANGELIO COMO ME HA SIDO REVELADO
Maria Valtorta y sus Escritos


Maria Valtorta es una personalidad muy conocida en el mundo y, sin embargo, para muchos su nombre es nuevo, porque no resono nunca en alas de la publicidad sino que se abrio camino secretamente, casi como si hubiera ido llamando con discrecion de puerta en puerta, o mejor: de corazon en corazon. Sus obras comenzaron a publicarse en Italia hacia la mitad de la decada de los cincuenta y desde aqui, poco a poco, su nombre llego hasta los mas apartados rincones de la tierra.

Quien conoce este nombre sabe que pertenece a una gran escritora que fue, ante todo, una mistica. Como mistica y como escritora, la personalidad de Maria Valtorta es muy singular.

Aunque sus padres eran nativos del norte de Italia (Lombardia), Maria Valtorta nacio en el Sur, en Caserta, el 14 de marzo de 1897, y transcurrio el resto de su vida en varias ciudades de la Italia septentrional. Desde nina experimento hacia Cristo un reclamo casi profetico: acompanarlo en el dolor, voluntariamente acogido y generosamente ofrecido.

Siguiendo su ejemplo, asocio al dolor el amor, hasta el punto de que se identificaran en una cosa sola. Y a traves de los sufrimientos, que no eran, por cierto, un fin anhelado en la edad de los suenos y las esperanzas, cumplio en la madurez su vocacion de donarse por completo.

Era hija de un hombre bueno y afable, oficial del ejercito, pero tuvo una madre tan despotica, que obstaculizo y reprimio las legitimas aspiraciones de la unica hija, que era inteligente, sensible, volitiva, generosa, propensa a la cultura y atraida hacia una profunda espiritualidad. A causa de su madre, que dos veces trunco su incipiente interes sentimental, Maria no se caso. Y, tambien por su madre, no pudo gozar plenamente delvinculo afectivo con su padre ni curso los estudios mas adecuados a su personalidad ni pudo ser libre en su practica religiosa.

Pero la constriccion mas dura para Maria fue la que soporto en los ultimos veintisiete anos de su vida, cuando se vio obligada a guardar cama permanentemente por una paralisis de los miembros inferiores, cuyo origen se remontaba al bastonazo en los rinones que, en su juventud, le habia propinado un subversor.

En 1942, cuando hacia ya ocho anos que estaba paralizada, conocio al Padre Romualdo M. Migliorini, un fraile Servita ex misionero, que llego en calidad de prior y parroco a Viareggio, donde la familia Valtorta se habia establecido desde hacia tiempo, luego de varios cambios de residencia.

El Padre Migliorini se convirtio en guia espiritual de Maria y la indujo a escribir sus memorias. Y ella, en poco mas de un mes, volco en los cuadernos que el mismo religioso le habia proporcionado un raudal de recuerdos y sentimientos, revelando un excepcional talento literario al narrar sin reticencias su historia apasionadamente humana y heroicamente ascetica.

Antes de enfermarse, Maria Valtorta habla practicado algunas formas de apostolado activo, ya como enfermera samaritana en el hospital militar de Florencia, ya como delegada cultural de las jovenes de la Accion Catolica en su parroquia de Viareggio. Pero solo despues de haber escrito desde su lecho de enferma la Autobiografía, comprendio cual era el proyecto de Dios a su respecto. Ofreciendo sin reservas, junto con sus sufrimientos, sus dotes naturales, se convirtio en la "pluma del Senor" y en el instrumento de una manifestacion sobrenatural que, por amplitud y profundidad, esta considerada - excepcion hecha de la Sagrada Escritura - unica en la historia de la Iglesia.

Escribio sin interrupcion desde 1943 hasta 1947, y con intermitencias en los anos siguientes hasta 1951. Usaba los cuadernos que el buen Padre Migliorini le seguia proporcionando, en los cuales escribia fluidamente de su propio puno, con una pluma estilografica. Aun en las fases agudas de su enfermedad y, a veces, entre dolores atroces, siguio escribiendo personalmente, sin dictar nunca, para no ser reemplazada ni siquiera en el acto de escribir. Ella misma habia fabricado una carpeta que apoyaba sobre las rodillas, de modo que sirviera de soporte al cuaderno.

La enfermedad cronica y la intensa actividad como escritora no impidieron que Maria Valtorta, que quiso permanecer ignorada durante su vida, siguiera los acontecimientos del mundo, recibiera visitas de personas conocidas, escribiera cartas y se dedicara a labores femeninas (sin contar con sus plegarias y penitencias, de las cuales fue testigo Marta Diciotti, asistente providencial y fiel companera desde 1935).

Mas una vez terminada su mision de escritora, comenzo a entrar en un estado de dulce apatia, de misteriosa incomunicabilidad, que se fue acentuando a medida que pasaban los anos, como si cada vez mas la absorbiera una contemplacion interior que, sin embargo, no alteraba su aspecto exterior. Sin recobrarse nunca -exceptuando algunos momentos de lucidez llenos de significado -, termino sus dias, en la casa de Viareggio, el 12 de octubre de 1961.

Descansa en Florencia, en una capilla del Claustro Grande del complejo monumental de la Santisima Anunciacion.

----------------------- Maria Valtorta escribio de una vez, sin un esquema preparatorio y sin rehacer sus escritos, mas o menos quince mil paginas. Esta notable produccion literaria esta publicada, en el original italiano, en quince volumenes además de la Autobiografia. De
ellos, diez volumenes encierran la obra mayor y cinco las obras menores.

La obra mayor es L'Evangelo come mi è stato rivelato. En sus diez volumenes narra el nacimiento y la infancia de Maria y de su hijo Jesus, los tres anos de la vida publica de Jesus, su pasion, muerte, resurreccion y ascension al Cielo, Pentecostes, los albores de la Iglesia y la asuncion de Maria. Describe paisajes, ambientes, personas y acontecimientos con el brio de una representacion. Delinea caracteres y situaciones con habilidad introspectiva. Expone alegrias y dramas con el sentimiento de quien es participe de ellos realmente. Explica circunstancias historicas, ritos, costumbres, caracteristicas ambientales y culturales sagradas y profanas, con datos y detalles que los especialistas exentos de prejuicios consideran irreprochables. Y, sobre todo, expone a traves de la extensa narracion de la vida terrenal de Cristo, toda la doctrina del cristianismo que la Iglesia Catolica nos transmite.

Las demas obras de Maria Valtorta son: el Libro di Azaria (comentario de las Misas festivas), las Lezioni suIl' Epistola di Paolo ai Romani (cuyo titulo ya expresa el contenido) y un grupo de tres volumenes titulados, respectivamente, I quaderni del 1943, 1 quaderni del 1944, 1 quaderni dal 1945 al 1950. Los tres volumenes comprenden una miscelanea de textos que se refieren a explicaciones doctrinales, ilustraciones de pasajes biblicos, directivas espirituales, notas de cronica, narraciones evangelicas, descripciones del martirio de primeros cristianos, para terminar con un comentario sobre el Apocalipsis.

---------------------- La presente edicion de la Obra mayor de Maria Valtorta es la traduccion en lengua espanola, llevada a cabo por Alberto Giralda Cid, de la tercera edicion italiana.

El titulo, El Evangelio como me ha sido revelado, traduce el de la edicion francesa, L'Evangile tel qu'il m'a été révélé, y el de la tercera edicion italiana, L'Evangelo come mi è stato rivelato, inspirados ambos en las indicaciones originarias de Maria Valtorta.

El precedente titulo, El Hombre-Dios, correspondiente a la edicion traducida por Juan Escobar, era la traduccion simplificada del titulo Il poema dell'Uomo-Dio, el cual, a pesar de no haber sido enunciado por Maria Valtorta, dio nombre a las dos primeras ediciones italianas.

Esta nueva edicion espanola se compone de 10 volumenes, como la tercera italiana, de la que toma, ademas del titulo, las principales caracteristicas.………
Los capitulos estan numerados en serie progresiva desde el primer volumen hasta el decimo. Cada capitulo ha sido dividido, a su vez, en fragmentos numerados, llamados paragrafos, que presentan una completitud textual………..

Las notas que no llevan la sigla NdT (nota del traductor) son traduccion de notas de la tercera edicion italiana; en ellas, la sigla MV significa María Valtorta, y D significa
Director de la edición italiana.
EL EDITOR (Centro Editoriale Valtortiano, srl., viale Piscicelli 89-91 03036 Isola del Liri - ITALIA)
Indice del volumen primero * on line *
NACIMIENTO Y VIDA OCULTA DE MARIA Y JESUS 1.Pensamiento introductor. Dios quiso un seno sin mancha.

2. Joaquin y Ana hacen voto al Senor.

3. En la fiesta de los Tabernaculos. Joaquin y Ana poseian la Sabiduria.

4. Ana, con una cancion, anuncia que es madre. En su seno esta el alma inmaculada de Maria.

5. Nacimiento de la Virgen Maria. Su virginidad en el eterno pensamiento del Padre.

6. Purificacion de Ana y ofrecimiento de Maria, que es la Nina perfecta para el reino de los Cielos.

7. Maria nina con Ana y Joaquin. En sus labios ya esta la Sabiduria del Hijo.

8. Maria recibida en el Templo. En su humildad, no sabia que era la Llena de Sabiduria.

9. La muerte de Joaquin y Ana fue dulce, despues de una vida de sabia fidelidad a Dios en las pruebas.

10. Cantico de Maria. Ella recordaba cuanto su espiritu habia visto en Dios.

11. Maria confia su voto al Sumo Sacerdote.

12. Jose designado para esposo de la Virgen.

13. Esponsales de la Virgen y Jose, que fue instruido por la Sabiduria para ser custodio del Misterio.

14. Los Esposos llegan a Nazaret.

15. Como conclusion del Pre-Evangelio.

16. La Anunciacion.

17. La desobediencia de Eva y la obediencia de Maria.

18. Maria anuncia a Jose la maternidad de Isabel y confia a Dios la justificacion de la suya.

19. Maria y Jose camino de Jerusalen.

20. Salida de Jerusalen. El aspecto beatifico de Maria. Importancia de la oracion para Maria y Jose.

21. La llegada de Maria a Hebron y su encuentro con Isabel.

22. Las jornadas en Hebron. Los frutos de la caridad de Maria hacia Isabel.

23. Nacimiento de Juan el Bautista. Todo sufrimiento se aplaca sobre el seno de Maria.

24. La circuncision de Juan el Bautista. Maria es Fuente de Gracia para quien acoge la Luz.

25. Presentacion de Juan el Bautista en el Templo y partida de Maria. La Pasion de Jose.

26. Jose pide perdon a Maria. Fe, caridad y humildad para recibir a Dios.

27. El edicto de empadronamiento. Ensenanzas sobre el amor al esposo y la confianza en Dios.

28. La llegada a Belen.

29. Nacimiento de Jesus. La eficacia salvadora de la divina maternidad de Maria.

30. El anuncio a los pastores, que vienen a ser los primeros adoradores del Verbo hecho Hombre.

31. Visita de Zacarias. La santidad de Jose y la obediencia a los sacerdotes.

32. Presentacion de Jesus en el Templo. La virtud de Simeon y la profecia de Ana.

33. Cancion de cuna de la Virgen.

34. Adoracion de los Magos. Es "evangelio de la fe".

35. Huida a Egipto. Ensenanzas sobre la ultima vision relacionada con la llegada de Jesus.

36. La Sagrada Familia en Egipto. Una leccion para las familias.

37. Primera leccion de trabajo a Jesus, que se sujeto a la regla de la edad.

38. Maria, maestra de Jesus, Judas y Santiago.

39. Preparativos para la mayoria de edad de Jesus y salida de Nazaret.

40. Jesus examinado en su mayoria de edad en el Templo. *

41. La disputa de Jesus con los doctores en el Templo. La angustia de la Madre y la respuesta del Hijo.

42. La muerte de Jose. Jesus es la paz de quien sufre y de quien muere.

43. Como conclusion de la vida oculta.

PRIMER ANO DE LA VIDA PUBLICA DE JESUS 44. Adios a la Madre y salida de Nazaret. Llanto y oracion de la Corredentora.

45. Predicacion de Juan el Bautista y Bautismo de Jesus. La manifestacion divina.

46- Jesus tentado por Satanas en el desierto. Como se vencen las tentaciones 47. El encuentro con Juan y Santiago. Juan de Zebedeo es el puro entre los discipulos.

48. Juan y Santiago refieren a Pedro su encuentro con el Mesias.

49. El encuentro con Pedro y Andres despues de un discurso en la sinagoga.

Juan de Zebedeo, grande tambien en la humildad.

50. En Betsaida, en casa de Pedro. Encuentro con Felipe y Natanael.

51. Maria manda a Judas Tadeo a invitar a Jesus a las bodas de Cana.

52. Las bodas de Cana. El Hijo, no sujeto ya a la Madre, lleva a cabo para Ella el primer milagro.

53. Los mercaderes expulsados del Templo.

54. El encuentro con Judas de Keriot y con Tomas. Simon Zelote curado de la lepra.

55. Un encargo confiado a Tomas.

56. Simon Zelote y Judas Tadeo unidos en comun destino.

57. En Nazaret con Judas Tadeo y con otros seis discipulos.

58. Curacion de un ciego en Cafarnaum.

59. Curacion de un endemoniado en la sinagoga de Cafarnaum.

60. Curacion de la suegra de Simon Pedro. *

61. Jesus agracia a los pobres despues de exponer la parabola del caballo amado por el rey.

62. Los discipulos buscan a Jesus, que esta orando en la noche.

63. El leproso curado cerca de Corazin.

64. El paralitico curado en Cafarnaum.

65. La pesca milagrosa y la eleccion de los primeros cuatro apostoles.

66. Judas de Keriot en Getsemani se hace discipulo.

67. El milagro de los punales partidos, en la Puerta de los Peces.

68. Jesus ensena en el Templo estando con Judas Iscariote.

69. Jesus instruye a Judas Iscariote.

70. En Getsemani con Juan de Zebedeo. Comparacion entre el Predilecto y Judas de Keriot.

71. Judas Iscariote presentado a Juan y a Simon Zelote.

72. Hacia Belen con Juan, Simon Zelote y Judas Iscariote.

73. En Belen, en casa de un campesino y en la gruta de la Natividad.

74. En la posada de Belen y en las ruinas de la casa de Ana.

75. Jesus encuentra a los pastores Elias y Levi.

76. En Yutta, en casa del pastor Isaac. Sara y sus ninos.

77. En Hebron en casa de Zacarias. El encuentro con Aglae.

78. En Keriot. Muerte del anciano Saul.

Nacimiento y vida oculta de María y Jesús.

41. La disputa de Jesus con los doctores en el Templo.

La angustia de la Madre y la respuesta del Hijo.

28 de enero de 1944.

1Veo a Jesus. Es ya un adolescente. Lleva una tunica blanca que le llega hasta los pies; me parece que es de lino. Encima, se coloca, formando elegantes pliegues, una prenda rectangular de un color rojo palido. Lleva la cabeza descubierta. Los cabellos, de una coloracion mas intensa que cuando le vi de nino, le llegan hasta la mitad de las orejas. Es un muchacho de complexion fuerte, muy alto para su edad (muy tierna aun, como refleja el rostro).

Me mira y me sonrie tendiendo las manos hacia mi. Su sonrisa de todas formas se asemeja ya a la que le veo de adulto: dulce y mas bien seria. Esta solo. Por ahora no veo nada mas. Esta apoyado en un murete de una callecita toda en subidas y bajadas, pedregosa y con una zanja que esta aproximadamente en su centro y que en tiempo de lluvia se transforma en regato; ahora, como el dia esta sereno, esta seca.

Me da la impresion de estarme acercando yo tambien al murete y de estar mirando alrededor y hacia abajo, como esta haciendo Jesus. Veo un grupo de casas; es un grupo desordenado: unas son altas; otras, bajas; van en todos los sentidos. Parece - haciendo una comparacion muy pobre pero muy valida - un punado de cantos blancos esparcidos sobre un terreno oscuro. Las calles, las callejas, son como venas en medio de esa blancura. Ora aqui, ora alla, hay arboles que descuellan por detras de las tapias; muchos de ellos estan en flor, muchos otros estan ya cubiertos de hojas nuevas: debe ser primavera.

A la izquierda respecto a mi que estoy mirando, se alza una voluminosa construccion, compuesta de tres niveles de terrazas cubiertas de construcciones, y torres y patios y porticos; en el centro se eleva una riquisima edificacion, mas alta, majestuosa, con cupulas redondeadas, esplendorosas bajo el sol, como si estuvieran recubiertas de metal, cobre u oro. El conjunto esta rodeado por una muralla almenada (almenas de esta forma: M, como si fuera una fortaleza). Una torre de mayor altura que las otras, horcada en su base sobre una via mas bien estrecha y en subida, cual severo centinela, domina netamente el vasto conjunto.

Jesus observa fijamente ese lugar. Luego se vuelve otra vez, apoya de nuevo la espalda sobre el murete, como antes, y dirige su mirada hacia una pequena colina que esta frente al conjunto del Templo. El collado sufre el asalto de las casas solo hasta su base, luego aparece virgen. Veo que una calle termina en ese lugar, con un arco tras el cual solo hay un camino pavimentado con piedras cuadrangulares, irregulares y mal unidas; no son demasiado grandes, no son como las piedras de las calzadas consulares romanas; parecen mas bien las tipicas piedras de las antiguas aceras de Viareggio (no se si existen todavia), pero colocadas sin conexion: un camino de mala muerte. El rostro de Jesus toma un aspecto tan serio, que yo fijo mi atencion buscando en este collado la causa de esta melancolia. Pero no encuentro nada de especial; es una elevacion del terreno, desnuda, nada mas. Eso si, cuando me vuelvo, he perdido a Jesus; ya no esta ahi. Y me quedo adormilada con esta vision.

2...Cuando me despierto, con el recuerdo en mi corazon de lo que he visto, recobradas un poco las fuerzas y en paz, porque todos estan durmiendo, me encuentro en un lugar que nunca antes habia visto. En el hay patios y fuentes, porticos y casas (mas bien pabellones, porque tienen mas las caracteristicas de pabellones que de casas). Hay una gran muchedumbre de gente vestida al viejo uso hebreo, y... mucho griterio. Me miro a mi alrededor y, al hacerlo, me doy cuenta de que estoy dentro de esa construccion que Jesus estaba mirando; efectivamente, veo la muralla almenada que circunda el conjunto, y la torre centinela, y la imponente obra de fabrica que se yergue en su centro, pegando a la cual hay porticos, muy bellos y amplios, y, bajo estos, multitud de personas ocupadas, quienes en una cosa, quienes en otra.

Comprendo que se trata del recinto del Templo de Jerusalen. Veo fariseos, con sus largas vestiduras ondeantes, sacerdotes vestidos de lino y con una placa de precioso material en la parte superior del pecho y de la frente, y con otros reflejos brillantes esparcidos aqui o alla por los distintos indumentos, muy amplios y blancos, cenidos a la cintura con un cinturon tambien de material precioso. Luego veo a otros, menos engalanados, pero que de todas formas deben pertenecer tambien a la casta sacerdotal, y que estan rodeados de discipulos mas jovenes que ellos; comprendo que se trata de los doctores de la Ley. Entre todos estos personajes me encuentro como perdida, porque no se que pinto yo ahi.

3Me acerco al grupo de los doctores, donde ha comenzado una disputa teologica. Mucha gente hace lo mismo.

Entre los "doctores" hay un grupo capitaneado por uno llamado Gamaliel y por otro, viejo y casi ciego, que apoya a Gamaliel en la disputa; oigo que le llaman Hil.lel (pongo la hache porque oigo una aspiracion al principio del nombre), y creo que es o maestro o pariente de Gamaliel: lo deduzco de la confidencia y al mismo tiempo respeto con que este le trata. El grupo de Gamaliel es de mentalidad mas abierta, mientras que el otro grupo, que es el mas numeroso, esta dirigido por uno llamado Siammai, y adolece de esa intransigencia llena de resentimiento, y retrograda, tan claramente descrita por el Evangelio.

Gamaliel, rodeado de un nutrido grupo de discipulos, habla de la venida del Mesias, y, apoyandose en la profecia de Daniel, sostiene que el Mesias debe haber nacido ya, puesto que ya han pasado unos diez anos desde que se cumplieron las setenta semanas profetizadas contando desde que fue publicado el decreto de reconstruccion del Templo.

Siammai le plantea batalla afirmando que, si bien es cierto que el Templo fue reconstruido, no es menos cierto que la esclavitud de Israel ha aumentado, y que la paz que debia haber traido Aquel que los Profetas llamaban "Principe de la paz" esta bien lejos de ser una realidad en el mundo, y especialmente en Jerusalen, oprimida bajo el peso de un enemigo que osa extender su dominio hasta incluso dentro del recinto del Templo, controlado por la Torre Antonia, que esta llena de legionarios romanos dispuestos a aplacar con la espada cualquier tumulto de independencia patria.

La disputa, llena de cavilosidades, esta destinada a durar. Cada uno de los maestros hace su alarde de erudicion, no tanto para vencer a su rival, cuanto para atraerse la admiracion de los que escuchan; este proposito es evidente.

4Del interior del nutrido grupo de fieles se oye una tierna voz de nino: «Gamaliel tiene razon».

Movimiento en la gente y en el grupo de doctores: buscan al que acaba de interrumpir; de todas formas, no hace falta buscarle, El no se esconde; antes bien, se abre paso entre la gente y se acerca al grupo de los "rabies". Reconozco en El a mi Jesus adolescente. Se le ve seguro y franco, y sus ojos centellean llenos de inteligencia.

«.Quien eres?» le preguntan.

«Un hijo de Israel que ha venido a cumplir con lo que la Ley ordena».

Gusta esta respuesta intrepida y segura, y obtiene sonrisas de aprobacion y de benevolencia. Despierta interes el pequeno israelita.

«.Como te llamas?».

«Jesus de Nazaret».

Y aqui acaba la benevolencia del grupo de Siammai. Sin embargo, Gamaliel, mas benigno, prosigue el dialogo junto con Hil.lel. Es mas, es Gamaliel el que, con deferencia, le dice al anciano: «Preguntale alguna cosa al nino».

«.En que basas tu seguridad?» pregunta Hil.lel.

(Encabezo las respuestas con los nombres para abreviar y para que sea mas claro).

Jesús: «En la profecia, que no puede errar respecto a la epoca, y en los signos que la acompanaron cuando llego el tiempo de su cumplimiento. Cierto es que Cesar nos domina. Pero el mundo gozaba de gran paz y estaba muy tranquila Palestina cuando se cumplieron las setenta semanas. Tanto es asi que le fue posible a Cesar ordenar el censo en sus dominios; no habria podido hacerlo si hubiera habido guerra en el Imperio o revueltas en Palestina. De la misma forma que se cumplio ese tiempo, ahora se esta cumpliendo ese otro de las sesenta y dos mas una desde la terminacion del Templo, para que el Mesias sea ungido y se cumpla lo que conlleva la profecia para el pueblo que no le quiso. .Podeis dudarlo? No recordais que la estrella fue vista por los Sabios de Oriente y que fue a detenerse justo en el cielo de Belen de Juda, y que las profecias y las visiones, desde Jacob en adelante, indican ese lugar como el destinado a recibir el nacimiento del Mesias, hijo del hijo del hijo de Jacob, a traves de David, que era de Belen? .No os acordais de Balaam? "Una estrella nacera de Jacob". Los Sabios de Oriente, cuya pureza y fe abria sus propios ojos y sus propios oidos, vieron la Estrella y comprendieron su Nombre: "Mesias", y vinieron a adorar a la Luz que habia descendido al mundo».

5. Siammai, con mirada maligna: «.Dices que el Mesias nacio cuando la Estrella, en Belen Efrata?».

Jesús: «Yo lo digo».

Siammai: «Entonces ya no existe. .No sabes, nino, que Herodes mando matar a todos los nacidos de mujer de un dia a dos anos de edad de Belen y de los alrededores? Tu, Tu que sabes tan bien la Escritura, debes saber tambien que "un grito se ha oido en lo alto... Es Raquel que esta llorando por sus hijos". Los valles y las alturas de Belen, que recogieron el llanto de la agonizante Raquel, se llenaron de llanto revivido por las madres ante sus hijos asesinados. Entre ellas estaba, sin duda, tambien la Madre del Mesias».

Jesús: «Te equivocas, anciano. El llanto de Raquel hizose himno, pues donde ella habia dado a luz al "hijo de su dolor", la nueva Raquel dio al mundo al Benjamin del Padre celestial, Hijo de su derecha, Aquel que ha sido destinado para congregar al pueblo de Dios bajo su cetro y liberarle de la mas terrible de las esclavitudes».

Siammai: «.Y como, si le mataron?».

Jesús: «.No has leido de Elias que fue raptado por el carro de fuego? .Y no va a haber podido salvar el Senor Dios a su Emmanuel para que fuera Mesias de su pueblo? El, que separo el mar ante Moises para que Israel pasase sin mojarse hacia su tierra, .no va a haber podido mandar a sus angeles a librar a su Hijo, a su Cristo, de la crueldad del hombre? En verdad os digo: el Cristo vive y está entre vosotros, y cuando llegue su hora se manifestará en su potencia». La voz de Jesus, al decir estas palabras que he subrayado, resuena en un modo que llena el espacio. Sus ojos centellean aun mas, y, con un gesto de dominio y de promesa, tiende el brazo y la mano derecha, y luego los baja, como para jurar. Es todavia un nino, pero ya tiene la solemnidad de un hombre.

6. Hil.lel: «Nino, .quien te ha ensenado estas palabras?».

Jesús: «El Espiritu de Dios. Yo no tengo maestro humano. Esta es la Palabra del Senor que os habla a traves de mis labios».

Hil.lel: «Ven aqui entre nosotros, que quiero verte de cerca, !oh, nino!, para que mi esperanza se reavive en contacto con tu fe y mi alma se ilumine con el sol de la tuya».

Y le sientan a Jesus en un asiento alto y sin respaldo, entre Gamaliel e Hil.lel, y le entregan unos rollos para que los lea y los explique. Es un examen en toda regla. La muchedumbre se agolpa atenta.

La voz infantil de Jesús lee: «"Consuelate, pueblo mio. Hablad al corazon de Jerusalen, consoladla porque su esclavitud ha terminado... Voz de uno que grita en el desierto: preparad los caminos del Senor... Entonces se manifestara la gloria del Senor..."».

Siammai: «Como puedes ver, nazareno, aqui se habla de una esclavitud ya terminada. Y nosotros somos ahora mas esclavos que nunca. Aqui se habla de un precursor. .Donde esta? Tu desvarias».

Jesús: «Yo te digo que tu y los que son como tu, mas que los demas, necesitais escuchar la llamada del Precursor. Si no, no veras la gloria del Senor, ni comprenderas la palabra de Dios, porque las bajezas, las soberbias, las dobleces, te obstaculizaran ver y oir».

Siammai: «.Asi le hablas a un maestro?».

Jesús: «Asi hablo y asi hablare hasta la muerte. Porque por encima de mi propio beneficio esta el interes del Senor y el amor a la Verdad, de la cual soy Hijo. Y ademas te digo, rabi, que la esclavitud de que habla el Profeta, que es de la que Yo hablo, no es la que crees, como tampoco la regalidad sera la que tu piensas. Antes bien, por merito del Mesias, el hombre sera liberado de la esclavitud del Mal que le separa de Dios, y la senal del Cristo, liberados los espiritus de todo yugo, hechos subditos del Reino eterno, signara a estos. Todas las naciones inclinaran su cabeza, !oh, estirpe de David!, ante el Vastago de ti nacido, arbol ahora que extiende sus ramas sobre toda la Tierra y se alza hacia el Cielo. Y en el Cielo y en la Tierra toda boca glorificara su Nombre y doblara su rodilla ante el Ungido de Dios, ante el Principe de la Paz, el Caudillo, ante Aquel que, tomando de si mismo, embriagara a toda alma cansada y saciara toda alma hambrienta; el Santo que estipulara una alianza entre la Tierra y el Cielo; no como la que fue estipulada con los Padres de Israel cuando Dios los saco de Egipto (siguiendo considerandolos de todas formas siervos), sino imprimiendo la paternidad celeste en el espiritu de los hombres con la Gracia de nuevo infundida por los meritos del Redentor, por el cual todos los hombres buenos conoceran al Senor y el Santuario de Dios no volvera a ser derruido y hollado».

Siammai: «!Pero, nino, no blasfemes! Acuerdate de Daniel, que dice que, cuando hayan matado al Cristo, el Templo y la Ciudad seran destruidos por un pueblo y por un caudillo venideros. !Y tu sostienes que el Santuario de Dios no volvera a ser derribado! !Respeta a los Profetas!».

Jesús: «En verdad te digo que hay Uno que esta por encima de los Profetas, y tu no le conoces, ni le conoceras, porque te falta el deseo de ello. Y has de saber que todo cuanto he dicho es verdad. No conocera ya la muerte el Santuario verdadero. Al igual que su Santificador, resucitara para vida eterna y, al final de los dias del mundo, vivira en el Cielo».

7.Hil.lel: «Prestame atencion, nino. Ageo dice: "...Vendra el Deseado de las gentes...

Grande sera entonces la gloria de esta casa, y de esta última mas que de la primera".

.Crees que se refiere al Santuario de que Tu hablas?».

Jesús: «Si, maestro. Esto es lo que quiere decir. Tu rectitud te conduce hacia la Luz, y Yo te digo que, una vez consumado el Sacrificio del Cristo, recibiras paz porque eres un israelita sin malicia».

Gamaliel: «Dime, Jesus: .Como puede esperarse la paz de que hablan los Profetas, si tenemos en cuenta que este pueblo ha de sufrir la devastacion de la guerra? Habla y dame luz tambien a mi».

Jesús: «.No recuerdas, maestro, que quienes estuvieron presentes la noche del nacimiento del Cristo dijeron que las formaciones angelicas cantaron: "Paz a los hombres de buena voluntad"? Ahora bien, este pueblo no tiene buena voluntad, y no gozara de paz; no reconocera a su Rey, al Justo, al Salvador, porque le espera como rey con poder humano, mientras que es Rey del espiritu; y no le amara, puesto que el Cristo predicara lo que no le gusta a este pueblo. Los enemigos, los que llevan carros y caballos, no seran subyugados por el Cristo; si los del alma, los que doblegan, para infernal dominio, el corazon del hombre, creado por el Senor. Y no es esta la victoria que de El espera Israel.

Tu Rey vendra, Jerusalen, sobre "la asna y el pollino", o sea, los justos de Israel y los gentiles; mas Yo os digo que el pollino le sera mas fiel a El y, precediendo a la asna, le seguira, y crecera en el camino de la Verdad y de la Vida. Israel, por su mala voluntad, perdera la paz, y sufrira en si, durante siglos, aquello mismo que hara sufrir a su Rey al convertirle en el Rey de dolor de que habla Isaias».

8.Siammai: «Tu boca tiene al mismo tiempo sabor de leche y de blasfemia, nazareno.

Responde: .Donde esta el Precursor? .Cuando lo tuvimos?».

Jesús: «El ya es una realidad. .No dice Malaquias: "Yo envio a mi angel para que prepare delante de mi el camino; en seguida vendra a su Templo el Dominador que buscais y el Angel del Testamento, anhelado por vosotros"? Luego entonces el Precursor precede inmediatamente al Cristo. El es ya una realidad, como tambien lo es el Cristo. Si transcurrieran anos entre quien prepara los caminos al Senor y el Cristo, todos los caminos volverian a llenarse de obstaculos y a hacerse retortijados. Esto lo sabe Dios y ha previsto que el Precursor preceda en una hora sólo al Maestro. Cuando veais al Precursor, podreis decir: "Comienza la mision del Cristo". Y a ti te digo que el Cristo abrira muchos ojos y muchos oidos cuando venga a estos caminos; mas no vendra a los tuyos, ni a los de los que son como tu. Vosotros le dareis muerte por la Vida que os trae.

Pero cuando - mas alto que este Templo, mas alto que el Tabernaculo que esta dentro del Santo de los Santos, mas alto que la Gloria que esta sostenida por los Querubines - el Redentor ocupe su trono y su altar, de sus numerosisimas heridas fluiran: maldicion para los deicidas; vida para los gentiles. Porque El, !oh, maestro insipiente!, no es, lo repito, Rey de un reino humano, sino de un Reino espiritual, y sus subditos seran unicamente aquellos que por su amor sepan renovarse en el espiritu y, como Jonas, nacer una segunda vez, en tierras nuevas, "las de Dios", a traves de la generacion espiritual que tendra lugar por Cristo, el cual dara a la humanidad la Vida verdadera».

9.Siammai y sus seguidores: «!Este nazareno es Satanas!».

Hil.lel y los suyos: «No. Este nino es un Profeta de Dios. Quedate conmigo, Nino; asi mi ancianidad transfundira lo que sabe en tu saber, y Tu seras Maestro del pueblo de Dios».

Jesús: «En verdad te digo que si muchos fueran como tu, Israel sanaria; mas la hora mia no ha llegado. A mi me hablan las voces del Cielo, y debo recogerlas en la soledad hasta que llegue mi hora. Entonces hablare, con los labios y con la sangre, a Jerusalen; y correre la misma suerte que corrieron los Profetas, a quienes Jerusalen misma lapido y les quito la vida. Pero sobre mi ser esta el del Senor Dios, al cual Yo me someto como siervo fiel para hacer de mi escabel de su gloria, en espera de que El haga del mundo escabel para los pies del Cristo. Esperadme en mi hora. Estas piedras oirán de nuevo mi voz y trepidarán cuando diga mis palabras últimas. Bienaventurados los que hayan oido a Dios en esa voz y crean en El a traves de ella: el Cristo les dara ese Reino que vuestro egoismo suena humano y que, sin embargo, es celeste, y por el cual Yo digo: "Aqui tienes a tu siervo, Senor, que ha venido a hacer tu voluntad. Consumala, porque ardo en deseos de cumplirla"».

Y con la imagen de Jesus con su rostro inflamado de ardor espiritual elevado al cielo, con los brazos abiertos, erguido entre los atonitos doctores, me termina la vision.

(Son las 3 y media del dia 29).

29 de enero de 1944.

10. Deberia decirle ahora dos cosas que sin duda le interesan y que habia decidido poner por escrito en cuanto me despertara del sopor. No obstante, dado que hay otras cosas mas urgentes, lo escribire mas tarde.

Lo que le queria decir antes es lo siguiente.

Usted hoy me decia que como habia podido saber los nombres de Hil.lel y Gamaliel y el de Siammai.

Pues bien, es la voz que yo llamo "segunda" la que me dice estas cosas. Se trata de una voz de caracter menos sensible aun que la de mi Jesus o que la de los otros que dictan; estas son voces que - ya se lo he dicho y ahora se lo repito - mi oido espiritual percibe iguales que voces humanas; las oigo serenas o airadas, fuertes o bajas, jubilosas o tristes: es como si uno hablase a mi lado. Esta "segunda voz" sin embargo, es como una luz, una intuicion que habla en mi espiritu. "En", no "a", mi espíritu. Se trata de una indicacion.

Asi, mientras me acercaba al grupo de los que estaban discutiendo, sin saber quien era el noble personaje que, al lado de un anciano, disputaba con tanto calor, este "algo" interior me dijo: «Gamaliel - Hil.lel». Si, primero Gamaliel, luego Hil.lel; estoy segura. Y mientras estaba pensando en quienes eran estos, este indicador interno me indico a su vez el tercero, antipatico individuo, justo en el momento en que Gamaliel le estaba llamando por su nombre. Asi he podido saber quien era este, de farisaico aspecto.

22 de febrero de 1944.

11. Dice Jesus: «Volvemos muy atras en el tiempo, muy atras. Volvemos al Templo, donde Yo, con doce anos, estoy disputando; es mas, volvemos a las vias que van a Jerusalen, y de Jerusalen al Templo.

Observa la angustia de Maria al ver - una vez congregados de nuevo juntos hombres y mujeres - que Yo no estoy con Jose.

No levanta la voz reganando duramente a su esposo. Todas las mujeres lo habrian hecho; lo haceis, por motivos mucho menores, olvidandoos de que el hombre es siempre cabeza del hogar. No obstante, el dolor que emana del rostro de Maria traspasa a Jose mas de lo que pudiera hacerlo cualquier tipo de reprension. No se da tampoco Maria a escenas dramaticas. Por motivos mucho menores, vosotras lo haceis deseando ser notadas y compadecidas. No obstante, su dolor, contenido es tan manifiesto (se pone a temblar, palidece su rostro, sus ojos se dilatan) que conmueve mas que cualquier escena de llanto y gritos.

Ya no siente ni fatiga ni hambre. !Y el camino habia sido largo, y sin reparar fuerzas desde hacia horas! Deja todo; deja al camastro que se estaba preparando, deja la comida que iban a distribuir. Deja todo y regresa. Esta avanzada la tarde, anochece; no importa; todos sus pasos la llevan de nuevo hacia Jerusalen; hace detenerse a las caravanas, a los peregrinos; pregunta. Jose la sigue, la ayuda. Un dia de camino en direccion contraria, luego la angustiosa busqueda por la Ciudad.

.Donde, donde puede estar su Jesus? Y Dios permite que Ella, durante muchas horas, no sepa donde buscarme. Buscar a un nino en el Templo no era cosa juiciosa: .que iba a tener que hacer un nino en el Templo? En el peor de los casos, si se hubiera perdido por la ciudad y, llevado de sus cortos pasos, hubiera vuelto al Templo, su llorosa voz habria llamado a su mama, atrayendo la atencion de los adultos y de los sacerdotes, y se habrian puesto los medios para buscar a los padres fijando avisos en las puertas. Pero no habia ningun aviso. Nadie sabia nada de este Nino en la ciudad. .Guapo? .Rubio? .Fuerte?

!Hay muchos con esas caracteristicas! Demasiado poco para poder decir: "!Le he visto!

!Estaba alli o alla!".

12. Y vemos a Maria, pasados tres dias, simbolo de otros tres dias de futura angustia, entrando exhausta en el Templo, recorriendo patios y vestibulos. Nada. Corre, corre la pobre Mama hacia donde oye una voz de nino. Hasta los balidos de los corderos le parecen el llanto de su Hijo buscandola. Mas Jesus no esta llorando; esta ensenando. Y he aqui que desde detras de una barrera de personas llega a oidos de Maria la amada voz diciendo: "Estas piedras trepidaran…". Entonces trata de abrirse paso por entre la muchedumbre, y lo consigue despues de una gran fatiga: ahi esta su Hijo, con los brazos abiertos, erguido entre los doctores.

Maria es la Virgen prudente. Pero esta vez la congoja sobrepuja su comedimiento. Es una presa que derriba todo lo que pilla a su paso. Corre hacia su Hijo, le abraza, levantandole y bajandole del escabel, y exclama: "!Oh! .Por que nos has hecho esto! Hace tres dias que te estamos buscando. Tu Madre esta a punto de morir de dolor, Hijo. Tu padre esta derrengado de cansancio. .Por que, Jesus?".

No se preguntan los "porques" a Aquel que sabe, los "porques" de su forma de actuar. A los que han sido llamados no se les pregunta "por que" dejan todo para seguir la voz de Dios. Yo era Sabiduria y sabia; Yo habia "sido llamado" a una mision y la estaba cumpliendo. Por encima del padre y de la madre de la tierra, esta Dios, Padre divino; sus intereses son superiores a los nuestros; su amor es superior a cualquier otro. Y esto es lo que le digo a mi Madre.

Termino de ensenar a los doctores ensenando a Maria, Reina de los doctores. Y Ella no se olvido jamas de ello. Volvio a surgir el Sol en su corazon al tenerme de la mano, de esa mano humilde y obediente; pero mis palabras tambien quedaron en su corazon. Muchos soles y muchas nubes habrian de surcar todavia el cielo durante los veintiun anos que debia Yo permanecer aun en la tierra. Mucha alegria y mucho llanto, durante veintiun anos, se daran el relevo en su corazon. Mas nunca volvera a preguntar: ".Por que nos has hecho esto, Hijo mio?".

!Aprended, hombres arrogantes!

13. He explicado e iluminado Yo la vision porque tu no estas en condiciones de hacer mas».

42. La muerte de Jose. Jesus es la paz de quien sufre y de quien muere.

5 de febrero de 1944, hora 13,30.

1 Con irresistible fuerza, mientras estoy corrigiendo el fasciculo, y mas concretamente el dictado que trata sobre las seudorreligiones actuales, entra en mi esta vision, y la escribo mientras la veo.

Veo un interior de taller de carpintero; dos de sus paredes parecen estar formadas de roca (como si se hubieran aprovechado grutas naturales para hacer habitaciones). En este caso, para mayor detalle, son de roca los lados norte y oeste; las otras dos paredes, sin embargo, la sur y la este, estan enlucidas, como las nuestras.

En el lado norte, un entrante de la roca ha sido adaptado para fogon rudimentario; en el hay una cazuelita con barniz o cola, no lo distingo bien. La lena quemada desde hace anos en ese lugar ha ennegrecido tanto la pared, que parece alquitranada. Y .como chimenea para aspirar el humo de la combustion?... Un agujero en la pared con una especie de teja grande y concava en su parte alta. Pero esta chimenea ha debido cumplir mal su funcion; en efecto, no solo esta pared sino tambien las otras estan muy ennegrecidas a causa del humo; en este momento, incluso, por toda la habitacion hay una niebla de humo.

2 Jesus esta trabajando en un banco de carpintero. Esta alisando unas tablas, y las va apoyando en la pared que esta a sus espaldas. Luego va a donde tiene una especie de taburete apretado por dos lados en una mordaza; lo saca, mira si el trabajo esta perfectamente hecho, observa el objeto desde todos los puntos, luego se acerca al fogon, coge la cazuelita y remueve dentro con un palito, o quizas un pincel, no lo se; yo solo veo la parte que sobresale y que parece un palo.

Jesus esta vestido de color castano oscuro, la tunica es mas bien corta, esta remangado hasta mas arriba del codo, y, delante, lleva puesto una especie de delantal, en el cual se restriega los dedos que han tocado la cazuelita.

Esta solo. Trabaja sin pausas, pero con sosiego. No hay en el ningun movimiento desordenado o impaciente. Trabaja con continuidad y precision. No pierde la paciencia por nada: ni por un nudo en la madera, que no se deja alisar; ni por un destornillador - eso al menos me parece - que dos veces se le ha caido del banco; ni por el humo del ambiente, que debe estarle entrando en los ojos.

De vez en cuando levanta la cabeza para mirar hacia la pared sur, donde hay una puerta que esta cerrada, como queriendo escuchar. Despues hay un momento en que abre una puerta que esta en la pared este y que da a la calle, y se asoma. Veo un trecho de una callejuela polvorienta. Parece como si estuviera esperando a alguien. Luego vuelve a su labor. No esta triste, pero si serio. Cierra de nuevo la puerta y reanuda su trabajo.

3 Y, mientras esta ocupado en fabricar unos componentes - al menos eso me parece - del aro de una rueda, entra su Madre. Entra por una puerta de la pared situada al Sur. Entra con prisa y corre hacia Jesus. Esta vestida de azul oscuro y lleva la cabeza descubierta. Su vestido es una tunica sencilla cenida a la cintura con un cordon del mismo color.

Acongojada, apoyada con las dos manos en un brazo de su Hijo, le llama con un gesto de suplica y dolor. Jesus la acaricia, le pasa un brazo por encima de los hombros y la consuela. Luego, dejando inmediatamente el trabajo y quitandose el mandil, va con Ella.

Supongo que usted querra saber tambien las palabras que han pronunciado. Por parte de Maria, muy pocas: «!Oh! !Jesus! !Ven! !Ven! !Esta mal!». Han sido pronunciadas por labios temblorosos, y con un brillo de llanto en sus enrojecidos y cansados ojos. Jesus unicamente dice: «!Mama!», mas todo esta incluido en esa palabra.

Pasan a la habitacion de al lado; el sol, que entra por una puerta que da a un huertecillo lleno de luz y de verdor en que revolotean unas palomas por entre el ondear de ropa tendida, hace encantadora esta habitacion, que es pobre, si, pero esta ordenada. Hay en ella un lecho bajo, cubierto de colchoncitos (digo colchoncitos porque son unas cosas altas y mullidas, pero no es una cama como las nuestras). Sobre el, recostado sobre muchos almohadones, esta Jose. Agoniza. Lo refleja claramente la palidez cardena de su rostro, la mirada apagada, el pecho jadeante, y el completo decaimiento de todo el cuerpo.

4. Maria se pone a su izquierda. Le coge la mano rugosa, cardena en las unas, y la frota, la acaricia y la besa. Luego, con un pano de lino, le seca el sudor, que crea surcos brillantes en las sienes hundidas; y la lagrima, que en el lagrimal se vuelve vitrea. Y le humedece los labios con un pano mojado en un liquido que parece vino blanco.

Jesus se pone a la derecha. Alza levemente, ligero pero con cuidado, este cuerpo que se esta hundiendo, le incorpora apoyandole sobre los almohadones, y, junto con Maria, pone en orden estos. Acaricia la frente del moribundo, trata de reanimarle.

Maria llora quedo; sin hacer ruido, pero llora. Los lagrimones ruedan hacia abajo por las palidas mejillas y caen sobre el vestido azul oscuro; parecen zafiros resplandecientes.

Jose se reanima bastante y mira fijamente a Jesus, le da la mano como para decirle algo y para recibir, con el contacto divino, fuerza en la ultima prueba. Jesus inclina su cabeza hacia esta mano y la besa. Jose sonrie; luego se vuelve buscando a Maria con la mirada, y le sonrie tambien a Ella. Maria se arrodilla al lado de la cama tratando de sonreir. No le sale la sonrisa, y entonces agacha la cabeza. Jose le pone la mano encima de ella con una casta caricia que parece una bendicion.

Solo se oye el revoloteo y el arrullo de las palomas, el frufru de las hojas, un gorgoritear de agua, y, en la habitacion, el respiro del moribundo.

Jesus pasa al otro lado de la cama, toma un taburete y se lo ofrece a Maria para que se siente en el, llamandola una vez mas, y solamente, «Mama». Luego vuelve adonde estaba y coge de nuevo entre sus manos la mano de Jose. La escena es tan real, que me echo a llorar a causa del dolor de Maria.

5Y Jesus, inclinandose hacia el moribundo, le susurra un salmo. Se que es un salmo, pero ahora no se decirle cual de ellos. Empieza asi: «"Protegeme, Senor, porque en ti he puesto mi esperanza...

En pro de los santos que en la tierra de el estan, ha dado cumplimiento admirablemente a todos mis deseos...

Bendecire al Senor, que me aconseja...

Tengo siempre la presencia del Senor. El esta a mi derecha para que no vacile.

Por ello se alegra mi corazon y exulta mi lengua, y mi cuerpo tambien descansara en la esperanza.

Porque Tu no abandonaras a mi alma en su estancia entre los muertos, y no permitiras que tu santo vea la corrupcion.

Me daras a conocer los caminos de la vida, me colmaras de alegria mostrandome tu rostro"».

Jose se reanima mucho, sonrie a Jesus con una mirada mas viva y le aprieta los dedos.

Jesus responde a la sonrisa con otra sonrisa, y al gesto de la mano con una caricia; y continua, dulcemente, inclinado hacia su padre putativo: «"!Cuan grande es el encanto de tus Tabernaculos, Senor !Mi alma se consume en el deseo de los atrios del Senor.

El gorrion encuentra una casa, la tortolita un nido para sus criaturas. Yo deseo tus altares, Senor.

!Dichosos los que habitan en tu casa!... !Dichoso el hombre que encuentra en ti su fuerza !El tiene en su corazon las veredas para subir del valle de las lagrimas al lugar electo.

!Oh, Senor, escucha mi oracion... ! !Oh, Dios, vuelve tus ojos y mira el rostro de tu Cristo...!».

Jose, visiblemente conmovido, mira a Jesus, y hace ademan de querer hablar, como para bendecirle, pero no puede; se ve que entiende, pero no puede hablar. No obstante, esta feliz y mira con vivacidad y confianza a su Jesus.

«"!Oh, Senor - continua Jesus -, Tu has sido propicio a tu tierra, has liberado de la esclavitud a Jacob... ! Muestranos, Senor, tu misericordia y danos tu Salvador.

Quiero oir lo que dice dentro de mi el Senor Dios. El, sin duda, hablara de paz a su pueblo para sus santos y para quien de corazon vuelve a El.

Si, tu salvacion esta cercana... y la gloria habitara sobre la tierra... Se han dado encuentro la bondad y la verdad; la justicia y la paz se han besado. La verdad ha germinado de la tierra, la justicia ha mirado desde el Cielo.

Si, el Senor se mostrara benigno y nuestra tierra dara su fruto. La justicia caminara en su presencia y dejara imprimidas en el camino sus huellas".

Tu has visto esta hora, padre, y por ella has trabajado fatigosamente. Has colaborado en el cumplimiento de esta hora y el Senor te premiara por ello. Yo te lo digo» anade Jesus, enjugando una lagrima de alegria que desciende lentamente por la mejilla de Jose.

Y sigue: «"!Oh, Senor, acuerdate de David y de toda su benignidad ! Acuerdate de que juro al Senor: 'Yo no entrare en mi casa, no me echare en el lecho de mi reposo, no concedere sueno a mis ojos ni descanso a mis parpados ni quietud a mis sienes, mientras no encuentre un lugar para el Senor, una morada para el Dios de Jacob...'.

!Levantate, Senor, y ven a tu reposo, Tu y el Arca de tu santidad! (Maria comprende la alusion y rompe a llorar).

Revistanse de justicia tus sacerdotes, regocijense tus santos.

Por amor de David, tu siervo, no nos niegues el rostro de tu Cristo.

El Senor ha jurado a David la promesa y la mantendra: 'Pondre en tu trono al fruto de tu seno'.

El Senor la ha elegido como morada...

Yo hare florecer la potencia de David preparando una antorcha encendida para mi Cristo".

6Gracias, padre mio, por mi y por mi Madre. Tu has sido para mi un padre justo, y el Eterno te ha puesto como custodio de su Cristo y de su Arca. Tu fuiste la antorcha encendida para El. Para con el Fruto del seno santo has tenido entranas de caridad. Ve en paz, padre. La Viuda no quedara desamparada. El Senor ya ha provisto a que no se quede sola. Ve sereno a tu reposo. Yo te lo digo».

Maria llora con su rostro apoyado contra las cobijas (parecen mantos) que cubren este cuerpo de Jose que se esta enfriando. Jesus se prodiga aun mas en confortarle, pues el respiro se ha hecho mas fatigoso y la mirada ha vuelto a velarse.

«"!Dichoso el hombre que teme al Senor y solo se complace en sus mandamientos!...

Su justicia permanecera por los siglos de los siglos.

En medio de los hombres rectos, se alza luminoso en las tinieblas el misericordioso, el benigno, el justo...

El justo sera recordado eternamente... Su justicia es eterna, su potencia se elevara hasta la gloria... ".

Y tu tendras esta gloria, padre. Pronto ire a llevarte, junto con los Patriarcas que te han precedido, a la gloria que te espera. Exulte tu espiritu con estas palabras mias.

"Quien confia en la ayuda del Altisimo vive bajo la proteccion del Dios del Cielo".

Esa es tu morada, padre mio.

"El me libro del lazo de los cazadores y de las palabras duras.

Te cubrira con sus alas; bajo sus plumas encontraras amparo.

Su verdad te protegera como un escudo; no temeras miedos nocturnos...

No se acercara a ti el mal... porque ha dado orden a sus angeles de protegerte en todos tus caminos.

Te llevaran en sus palmas, para que tu pie no tropiece en las piedras.

Caminaras sobre el aspid y el basilisco; hollaras al dragon y al leon.

Porque has esperado en el Senor, El te dice, padre, que te librara y te protegera.

Puesto que has elevado a El tu voz, te escuchara; estara contigo en la ultima tribulacion; te glorificara despues de esta vida, haciendote ver ya desde esta su Salvacion", y en la otra haciendote entrar, por la Salvacion que ahora te conforta y que pronto, !oh..., pronto ira, te lo repito, a cenirte con un abrazo divino y a llevarte consigo, a la cabeza de todos los Patriarcas, al lugar preparado para morada del Justo de Dios que fue el padre mio bendito ! Precedeme para decirles a los Patriarcas que la Salvacion esta en el mundo y que el Reino de los Cielos pronto les sera abierto. Ve, padre. Que mi bendicion te acompane».

7. Ahora la voz de Jesus es mas alta, para que pueda llegar a la mente de Jose, que esta abismandose en las nieblas de la muerte. El final es inminente. El anciano respira a duras penas. Maria le acaricia. Jesus se sienta en el borde de la cama y abraza y atrae hacia si al moribundo, el cual, exhausto, se apaga sin convulsion alguna.

Es una escena llena de paz solemne. Jesus coloca de nuevo al Patriarca y abraza a Maria, que, al final, angustiada de dolor, se habia acercado a El.

8. Dice Jesus: «Mi leccion para todas las mujeres casadas que sienten una pena acongojante es esta: imitar a Maria de viuda; y lo que Ella hizo fue unirse a Jesus.

Se equivocan los que piensan que las penas del corazon no hicieran sufrir a Maria.Mi Madre sufrió, sabedlo. Sufrio, si, santamente - todo en Ella era santo -, mas no por ello no sufrió intensamente.

Igualmente se equivocan aquellos que piensan que Maria amo tibiamente a su esposo, fundandose en que Jose era su esposo de espiritu, no de carne. No. Maria amaba intensamente a su Jose, al cual le habia dedicado seis lustros de vida fiel. Y Jose habia sido para Ella un padre, un esposo, un hermano, un amigo, un protector.

Y Ella ahora se sentia sola, como un sarmiento si le talan el arbol que le servia de apoyo.

Su casa estaba como si la hubiera asestado su golpe el rayo; se dividia. Primero era una unidad cuyos miembros se sostenian mutuamente; ahora venia a faltar el muro maestro.

Este fue el primer golpe asestado a esa Familia, y fue simbolo del otro abandono, que ya estaba proximo: el de su amado Jesus.

La voluntad del Eterno habia querido que fuera esposa y Madre; ahora, por esta misma voluntad, habria de experimentar la viudez y el que su Hijo la dejara. Y Maria responde, entre lagrimas, con uno de esos "sies" sublimes suyos: "Si, Senor, hagase en mi segun tu palabra". Y .que hace, en esa hora, para tener la necesaria fuerza?: se abraza a Jesus.

Maria, siempre, en las horas mas graves de su vida, se habia abrazado a Dios. Asi lo hizo en el Templo, cuando recibio la llamada al matrimonio; como en Nazaret, cuando fue llamada a la Maternidad, o llorando al verse viuda, o, en Nazaret tambien, cuando tuvo que pasar por el suplicio de verse separada de su Hijo; como en el Calvario, bajo la tortura que le supuso el verme morir.

9. Aprended, vosotros, los que llorais. Aprended vosotros, que moris. Vosotros, que para morir vivis, aprendedlo. Tratad de merecer las mismas palabras que Yo dije a Jose. Ellas seran vuestra paz en medio de la batalla de la muerte. Aprended, vosotros, que moris, a merecer que Jesus este a vuestro lado para confortaros. Mas, aunque no lo hubierais merecido, tened la osadia, de todas formas, de llamarme para que vaya a vuestro lado. Yo ire, llenas mis manos de gracias y consuelo, lleno mi corazon de perdon y de amor, llenos mis labios de palabras de absolucion y de palabras de aliento.

La muerte, vivida entre mis brazos, pierde toda su parte cruda; creedlo. Yo no puedo abolir la muerte, pero si puedo hacersela dulce a aquel que muere confiando en mi.

Ya dijo Cristo,en su Cruz, por todos vosotros: "Senor, te confio mi espiritu". Lo dijo en su agonía pensando en la de cada uno de vosotros, pensando en vuestros sentimientos de terror, en vuestros errores, en vuestros temores, en vuestros deseos de perdon. Lo dijo con el corazon quebrado mas que por la lanzada por la congoja, por una congaja mas espiritual que fisica; para que la agonia de aquellos que mueren pensando en El fuera dulcificada por el Senor, y para que el espiritu pasara de la muerte a la Vida, del dolor al gozo, para siempre.

10. Esta es, pequeno Juan, la leccion de hoy. Se buena y no temas. Sentiras siempre en ti el reflujo de mi paz, a traves de la palabra, a traves de la contemplacion. Ven. Piensa que eres Jose, piensa que, como el, tienes como almohada el pecho de Jesus, y que tu enfermera es Maria. Descansa entre nosotros como un nino en la cuna».

43. Como conclusion de la vida oculta.

10 de junio de 1944.

1. Dice Maria: «Antes de que entregues estos cuadernos, uno a ellos mi bendicion.

Ahora - tan solo se necesita que querais hacerlo con un poco de paciencia - podeis tener una coleccion completa de los hechos de la vida intima de mi Jesus. Teneis, desde la Anunciacion hasta el momento en que sale de Nazaret para predicar, no solo los dictados, sino tambien la ilustracion de los hechos que acompanaron la vida familiar de Jesus.

Los Evangelios, al describir el vasto cuadro de la vida de mi Hijo, engloban, en breves referencias, sus primeros anos, su ninez, su adolescencia y su juventud. En los Evangelios, El es el Maestro. Aqui, es el Hombre, el Dios que se humilla por amor al hombre. 2Mas tambien obra milagros aqui, en el anonadamiento de una vida corriente; los obra en mi, sintiendo mi alma llevada a la perfeccion al vivir en contacto con este Hijo mio que estaba formandose en mi seno; los obra en casa de Zacarias, santificando al Bautista, ayudando a Isabel en el momento del parto, devolviendole la palabra, y la fe, a Zacarias; los obra en Jose, abriendole el espiritu a la luz de una verdad tan excelsa que no hubiera podido comprenderla por si solo, a pesar de ser justo. 3. Jose, despues de mi, fue el mas consolado de esta lluvia de divinos beneficios.

Observa cuanto camino recorre, espiritual camino, desde que viene a mi casa hasta el momento de la huida a Egipto. Al principio era solamente un hombre justo segun los canones de su tiempo; luego, por fases, deviene el justo del tiempo cristiano. Se enriquece de la fe en Cristo y, tanto se abandona a esta fe segura, que de la frase pronunciada al principio del viaje de Nazaret hacia Belen - ".Como nos las arreglaremos?" -, frase en que estaba comprendido todo el hombre, todo ese hombre que se revela con sus temores humanos, con sus humanas preocupaciones, pasa a la esperanza. Asi, en la gruta, antes del nacimiento, dice: "Manana ira mejor". Jesus, ya cercano, le fortifica con esta esperanza, que entre los dones de Dios es uno de los mas bellos.

Y luego, cuando el contacto con Jesus le santifica, pasa de esta esperanza a la intrepidez.

Siempre se habia dejado dirigir por mi, llevado del respeto de altisima veneracion que hacia mi abrigaba. Ahora, por el contrario, dirige el, tanto las cosas de orden material como las de otro orden superior, y, en calidad de cabeza de la Familia, decide todo el. Es mas, cuando, tras los meses de union con el Hijo divino que le saturaron de santidad, llega la penosa hora de la huida, es el quien alivia mi pena, y me dice: "Aun en el caso de perderlo todo, teniendole a El tenemos todo".

4. Y tambien en los pastores mi Jesus obra milagros de gracia. Asi, el Angel se dirige al pastor ya predispuesto a la Gracia por su fugaz encuentro conmigo, y le conduce a la Gracia, para que sea de ella salvado para siempre.

Obra milagros por doquiera que pasa, ya en exilio, ya de nuevo en su pequena patria de Nazaret. Dondequiera que estuviese, en efecto, la santidad se expandia como el aceite sobre un lienzo, o la fragancia de las flores por el aire, y todo aquel que recibia su toque, a menos que no fuera un demonio, salia ansioso de santidad. Tal anhelo es ya raiz de vida eterna, pues quien quiere ser bueno consigue la bondad, que lleva al Reino de Dios.

5. Ahora ya teneis, en escenas que reflejan momentos diversos, la santa Humanidad de mi Hijo, desde el alba al ocaso. Si el padre M. lo considera oportuno, puede componer una secuencia ordenada, de forma que quede un todo sin lagunas. Si es que lo estima util.

Podriamos haber dado todo junto, pero la Providencia juzgo que asi estaba bien; por ti, alma mia. En cada uno de los dictados te hemos dado la medicina para aquellas heridas que te serian infligidas. Te la hemos ido dando con antelacion, para prepararte. Mientras esta granizando, nada parece protegernos, mas no es asi. Si bien es cierto que la tempestad reaviva la humanidad que duerme sepultada bajo las aguas espirituales, no lo es menos que tambien saca a la superficie las gemas de una doctrina sobrenatural que, habiendo sido depositadas en vuestro corazon, esperaban precisamente esa hora de tempestad para emerger y deciros: "Acordaos de que tambien existimos nosotros".

Y no es solo una razon de Providencia, alma mia, sino que tambien hay en ello una razon de bondad. En efecto, .como te hubiera sido posible, en el actual estado de postracion en que te encuentras, ver u oir ciertas visiones o ciertos dictados? Te habrian lesionado en modo tal, que te habrian incapacitado para tu mision de "portavoz". Por eso, los hemos dado antes, evitando asi quebrarte el corazon - pues somos buenos - con visiones y palabras demasiado acordes con tu sufrir, que te lo habrian agudizado hasta portarlo al espasmo. No somos crueles, Maria. Siempre actuamos de forma que recibais de Nosotros consuelo, y no temor o aumento de vuestro dolor. Nos es suficiente que os fieis de Nosotros. Nos es suficiente que, con Jose, digais: "Si me queda Jesus, todo me queda" para que vayamos con dones celestes a consolar vuestro espiritu.

6. No te prometo dones y consolaciones humanas; si, las mismas consolaciones que tuvo Jose: sobrenaturales. Todos han de saber, efectivamente, que, bajo la presion de la usura, que sofoca a todo pobre fugitivo, los dones de los Magos se disiparon, con la rapidez del relampago, en conseguir un techo y ese minimo de enseres o del necesario alimento, proveniente de aquella unica fuente mientras no pudimos encontrar trabajo.

En la comunidad hebrea ha habido siempre mucha ayuda mutua, pero la de Egipto en concreto estaba formada en su mayor parte por gente perseguida que habia tenido que expatriarse; gente pobre, por tanto, como nosotros, que nos anadiamos a su numero. Y una pequena parte de aquella riqueza, que queriamos reservarla para Jesus, para cuando fuera adulto, (la que se habia salvado de los gastos de asentarnos en Egipto) nos sirvio para cubrir las necesidades del regreso a la patria, y fue apenas suficiente para organizar de nuevo en Nazaret casa y taller. Los tiempos cambian, pero la avidez humana es siempre la misma, y siempre aprovecha la necesidad ajena para, abusivamente, succionar su parte.

No. El tener con nosotros a Jesus no nos procuro bienes materiales. Muchos de vosotros es esto lo que pretendeis en cuanto os sentis un poquito unidos a Jesus. Os olvidais de que El dijo: "Buscad las cosas del espiritu". Todo lo demas es anadidura. Es verdad que Dios proporciona tambien el alimento a los hombres, como a las aves, pues sabe que, mientras la carne sea armadura de vuestra alma, lo necesitais. Cierto; pero, pedid primero su Gracia, pedid primero por vuestro espiritu. El resto se os dara por anadidura.

A Jose, humanamente hablando, la union con Jesus no le procuro sino trabajos, esfuerzos, persecuciones, hambre. Pero, dado que tendia solo hacia Jesus, todo esto se transformo en paz espiritual, en alegria sobrenatural. Yo quisiera conduciros al punto en que estaba mi esposo cuando decia: "Aunque nos quedaramos sin nada, tendremos siempre todo, porque tenemos a Jesus".

7. Se que el corazon se rompe, se que la mente se nubla, se que la vida se consume. Si, Maria, pero... .Eres de Jesus? .Quieres serlo? .Donde, como murio Jesus? Nina querida mia, llora, pero persevera en la fortaleza. El martirio no esta en la forma del tormento, esta en la constancia con que el martir lo soporta. Por tanto, tan martirio es una pena moral cuanto lo es un arma, cuando aquella se soporta con la misma finalidad. Tu soportas por amor a mi Hijo. Todo lo que haces por los hermanos es siempre amor a Jesus, el cual los quiere salvos. Por tanto, lo que vives es martirio; persevera en el. No quieras actuar por ti sola. Es suficiente - puesto que estas sometida a presion demasiado fuerte como para poder tener todavia el vigor de guiarte por ti sola y de dominar incluso tu humanidad, impidiendole llorar -, es suficiente con que dejes que el dolor te torture sin rebelarte. Basta que le digas a Jesus: "!Ayudame!". Lo que tu no puedes hacer, El lo hara en ti. Permanece en El. Siempre en El. No quieras salir de El; y no saldras si tu no lo quieres. Y aunque de hecho, como ahora, la intensidad del dolor te impida ver donde estas, tu estaras siempre en Jesus.

Te bendigo. Di conmigo: "Gloria Patri et Filio et Spiritui Sancto". Que este sea siempre tu grito. Hasta que lo digas en el Cielo. La gracia del Senor este siempre en ti».

Primer ano de la vida publica de Jesus.

44. Adios a la Madre y salida de Nazaret.

Llanto y oración de la Corredentora.

9 de febrero de 1944, 9.30 de la manana.

(Empezada durante la Santa Comunion).

1. El interior de la casa de Nazaret. Veo una habitacion. Parece un tinelo, donde la Familia come o esta en las horas de descanso. Es una estancia muy reducida. Tiene una sencilla mesa rectangular frente a una especie de arquibanco que esta pegado a una de las paredes: este es el asiento de uno de los lados. En las otras paredes hay: un telar y un taburete; otros dos taburetes y un vasar, que tiene encima algunas lamparitas de aceite y otros objetos. Una puerta da a un pequeno huerto. Debe estar atardeciendo, pues no hay sino un recuerdo de sol sobre la copa de un alto arbol que apenas verdece con las primeras hojas.

Jesus esta sentado a la mesa. Esta comiendo. Maria le sirve, yendo y viniendo por una puertecita que supongo conduce al lugar donde esta el fuego, cuyo resplandor se ve desde la puerta entreabierta.

Jesus le dice a Maria dos o tres veces que se siente... y que tambien coma Ella. Pero Ella no quiere; menea la cabeza sonriendo tristemente, y trae, primero, unas verduras hervidas - me parece una sopa -; despues, unos peces asados; luego, un queso mas bien blando (como de oveja, fresco) de forma redondeada (semeja a esas piedras que se ven en los torrentes), y unas aceitunas pequenas y oscuras. El pan, en pequenos moldes circulares (de la anchura de un plato comun) y poco alto, esta ya en la mesa. Es mas bien oscuro, como si no se le hubiera separado el salvado. Jesus tiene delante un anfora con agua y una copa; come en silencio, mirando a la Madre con doloroso amor.

Maria - se ve claramente - esta apenada. Va, viene... para que no se le note. Enciende - aunque haya todavia luz suficiente - una lamparita y la pone junto a Jesus (al alargar el brazo acaricia disimuladamente la cabeza de su Hijo), abre una bolsa de color castano - que a mi me parece hecha de esos panos de lana virgen tejidos a mano y, por tanto, impermeable -, comprueba si esta vacia, sale al huertecito, va hasta el otro lado de este, a una especie de despensa, de donde sale con unas manzanas ya mas bien rugosas - conservadas desde el verano - y las mete en la bolsa; despues coge un pan y mete tambien un pequeno queso, aunque Jesus no quiera y diga que ya tiene suficiente.

Maria se acerca a la mesa de nuevo, por la parte mas estrecha, a la izquierda de Jesus. Le mira mientras come. Le mira con verdadera congoja, con adoracion, con el rostro aun mas palido de lo normal y como mas envejecido por la pena, con los ojos agrandados por una sombra que los marca, indicio de lagrimas vertidas; parecen, incluso, mas claros que de costumbre, como lavados por el llanto que ya esta casi apareciendo en ellos: ojos de dolor, cansados.

2. Jesus, que come despacio, claramente sin ganas, por complacer a su Madre, y que esta mas pensativo de lo habitual, levanta la cabeza y la mira. Se encuentra con una mirada llena de lagrimas, y baja la cabeza para que no se sienta cohibida, limitandose a cogerle la delicada manita que tiene apoyada en el borde de la mesa. La toma con la mano izquierda y se la lleva a la cara; Jesus apoya en ella su mejilla como rozandola un momento para sentir la caricia de esa pobre manita temblorosa, y la besa en el dorso con gran amor y respeto.

Veo a Maria llevandose la mano libre, la izquierda, hacia la boca, como para ahogar un sollozo; luego se seca con los dedos una lagrima grande que ha rebasado el borde del parpado y estaba regando la mejilla.

Jesus continua comiendo. Maria sale rapidamente al huertecillo, donde ya hay poca luz...

y desaparece. Jesus apoya el codo izquierdo sobre la mesa, y sobre la mano la frente, deja de comer y se sumerge en sus pensamientos.

Luego un momento de atencion... Se levanta de la mesa. Sale El tambien al huerto, mira a uno y otro lado y se dirige hacia la derecha respecto al lado de la casa, entra por una abertura de una pared rocosa, dentro de lo que reconozco como el taller de carpintero; esta vez todo ordenado, sin tablas, sin virutas, sin fuego encendido; el banco de carpintero y las herramientas, todas en su sitio, nada mas.

Replegada sobre si, en el banco, Maria llora. Parece una nina. Tiene la cabeza apoyada en el brazo izquierdo plegado, y llora, en voz baja pero con mucho dolor. Jesus entra despacio y se le acerca con tanta delicadeza, que Ella comprende que esta alli solo cuando su Hijo le deposita la mano sobre la cabeza inclinada, llamandola «Mama» con voz de amorosa reprension.

Maria levanta la cabeza y mira a Jesus entre un velo de llanto, y se apoya, con las dos manos unidas, en su brazo derecho. Jesus con un extremo de su ancha manga le seca la cara y la abraza, la estrecha ha contra su pecho, la besa en la frente. Jesus tiene aspecto majestuoso, parece mas viril de lo habitual, y Maria mas nina, salvo en la cara marcada por el dolor.

«Ven, Mama» le dice Jesus, y, apretandola estrechamente con el brazo derecho, se encamina de nuevo hacia el huerto; alli se sienta en un banco que esta apoyado en la pared de la casa. El huerto esta silencioso y ya oscuro. Hay solo un hermoso claro de luna y la luz que sale de la estancia. La noche esta serena.

3 Jesus le habla a Maria. No percibo al principio las palabras, apenas susurradas, a las que Maria asiente con la cabeza. Despues oigo: «Y di a la familia... a las mujeres de la familia, que vengan. No te quedes sola. Estare mas tranquilo, Madre, y tu sabes la necesidad que tengo de estar tranquilo para cumplir mi mision. Mi amor no te faltara.

Vendre frecuentemente y, cuando este en Galilea y no pueda acercarme a casa, te avisare; entonces vendras tu adonde este Yo. Mama, esta hora debia llegar. Empezo aqui, cuando el Angel se te aparecio; ahora se cumple y debemos vivirla, .no es verdad, Mama?

Despues vendra la paz de la prueba superada, y la alegria. Antes es necesario atravesar este desierto, como los antiguos Padres para entrar en la Tierra Prometida. Pero el Senor Dios nos ayudara como hizo con ellos, y su ayuda sera como mana espiritual para nutrir nuestro espiritu en el esfuerzo de la prueba. Digamos juntos al Padre nuestro...». Jesus se levanta y Maria con El, y levantan la cara al cielo. Dos hostias vivas que resplandecen en la oscuridad.

Jesus dice lentamente, pero con voz clara y remarcando las palabras, la oracion del Senor *. Hace mucho hincapie en las frases: «adveniat Regnum tuum, fiat voluntas tua», distanciando mucho estas dos frases de las otras. Ora con los brazos abiertos (no exactamente en cruz, sino como los sacerdotes cuando dicen: «Dominus vobiscum»).

Maria tiene las manos juntas.

4 Entran de nuevo en casa, y Jesus - a quien no he visto nunca beber vino - echa en una copa un poco de vino blanco de un anfora de la despensa y la lleva a la mesa; coge de la mano a Maria y la obliga a sentarse junto a El y a beber de ese vino (en que moja una rebanada de pan que le ofrece). Tanto insiste, que Maria cede. El resto lo bebe Jesus.

Luego estrecha a su Madre contra su costado, y asi la sujeta, contra su persona, en el lado del corazon. Ni Jesus ni Maria estan reclinados, sino sentados como nosotros. No hablan mas. Esperan. Maria acaricia la mano derecha de Jesus y sus rodillas. Jesus acaricia el brazo y la cabeza de Maria.

5 Jesus se levanta y con El Maria, se abrazan y se besan amorosamente una y otra vez; y una y otra vez parece que quieren despedirse, pero Maria vuelve a estrechar contra su pecho a su Hijo. Es la Virgen, pero es una madre a fin de cuentas, una madre que debe separarse de su hijo y que sabe a donde conduce esa separacion. Que ya no se me venga a decir que Maria no ha sufrido. Antes lo creia poco, ahora no lo creo en absoluto.

Jesus coge el manto (azul oscuro), se lo echa a los hombros y con el se cubre la cabeza a manera de capucha. Luego se pone en bandolera la bolsa, de forma que no le obstaculice el camino. Maria le ayuda; nunca termina de ajustarle la tunica y el manto y la capucha, y, mientras, le vuelve a acariciar.

Jesus va hacia la puerta despues de trazar un gesto de bendicion en la estancia. Maria le sigue y, en la puerta, ya abierta, se besan una vez mas.

----------------------------

*la oración del Señor es la oracion del "Pater noster", que en tiempos de MV se recitaba normalmente en latin. Con nota autografa en una copia mecanografiada, MV explica: Si Jesus enseno el "Pater" a sus discipulos, .no habria de haberselo ensenado antes a su Madre?, .a esa Madre que, al recibir en su seno la semilla de Dios, habia sido la primera en decir: "hagase segun su palabra", y que siempre habia repetido ese ''fiat'', incluso por su Hijo recien nacido? El "Pater" no fue una improvisacion de Jesus para los apostoles.

Era "su" oracion habitual. Tanto era asi, que los apostoles le dijeron: "Ensenanos a orar como Tu oras". Y era la oracion habitual de Jesus y Maria.

6. La calle esta silenciosa y solitaria, blanca de luna. Jesus se pone en camino. Dos veces se vuelve aun a mirar a su Madre, que esta apoyada en la jamba, mas blanca que la Luna, toda reluciente de llanto silencioso. Jesus se va alejando por la callejuela blanca.

Maria continua llorando apoyada en la puerta. Y Jesus desaparece en una esquina de la calle.

Ha empezado su camino de Evangelizador, que terminara en el Golgota. Maria entra llorando y cierra la puerta. Tambien para Ella ha comenzado el camino que la llevara al Golgota. Y por nosotros...

7. Dice Jesus: «Este es el cuarto dolor de Maria, Madre de Dios: el primero fue la presentacion en el Templo; el segundo, la huida a Egipto; el tercero, la muerte de Jose; el cuarto, mi separacion de Ella.

Conociendo el deseo del Padre, te dije ayer por la noche que voy a acelerar la descripcion de "nuestros" dolores para que se den a conocer. Pero, como ves, ya algunos de mi Madre habian sido ilustrados. He explicado antes que la Presentacion la permanencia en Egipto, porque habia necesidad de hacerlo ese dia. Yo se las cosas. Y tu comprendes, y le diras al Padre de viva voz el porque.

8. Mi proyecto es alternar tus contemplaciones, y mis consiguientes explicaciones, con los dictados propiamente dichos, para aliviarte a ti y a tu espiritu dandote la beatitud de ver, y tambien porque asi queda clara la diferencia estilistica entre tu forma de redactar y la mia.

Ademas, ante tantos libros que hablan de mi y que, tocando y retocando, cambiando y acicalando, se han transformado en irreales, tengo el deseo de dar a quien en mi cree una vision devuelta a la verdad de mi tiempo mortal. No salgo disminuido; antes al contrario, magnificado en mi humildad, que se hace pan para vosotros para ensenaros a ser humildes y semejantes a mi, que fui hombre como vosotros y que llevo en mi aspecto humano la perfeccion de un Dios. Debia ser Modelo vuestro, y los modelos deben ser siempre perfectos.

No mantendre en las contemplaciones una linea cronologica correspondiente a la de los Evangelios. Tomare los puntos que considere mas utiles en ese dia para ti o para otros, siguiendo una linea mía de ensenanza y bondad.

9La ensenanza que proviene de la contemplacion de mi separacion se dirige especialmente a los padres e hijos a quienes la voluntad de Dios llama a la reciproca renuncia por un amor mas alto; en segundo lugar esta dirigida a todos aquellos que se encuentran frente a una renuncia penosa (!y cuantas encontrais en la vida!). Son espinas en la Tierra que traspasan el corazon; lo se. Pero para quien las acoge con resignacion - mirad, no digo: "para quien las desea y las acoge con alegria" (esto ya es perfeccion), digo "con resignacion" - se transforman en eternas rosas. Pero pocos las acogen con resignacion. Como burritos tozudos, os resistis obstinadamente a la voluntad del Padre, aunque no trateis de herir con patadas y mordiscos espirituales, o sea, con rebelion y blasfemias contra el buen Dios.

10. Y no digais: "Pero si yo solo tenia este bien y Dios me lo ha quitado; solo este afecto, y Dios me lo ha arrancado". Tambien Maria, mujer noble, amorosa hasta la perfeccion (porque en la Toda Gracia tambien las formas afectivas y sensitivas eran perfectas), solo tenia un bien y un amor en la tierra: su Hijo. No le quedaba mas que El: los padres, muertos desde hacia tiempo; Jose, muerto desde hacia algunos anos. Solo quedaba Yo para amarla y hacerle sentir que no estaba sola. Los parientes, por causa mia, desconociendo mi origen divino, le eran un poco hostiles, como hacia una madre que no sabe imponerse a su hijo que se aparta del comun buen juicio o que rechaza un matrimonio propuesto que podria honrar a la familia e incluso ayudarla.

Los parientes, voz del sentido comun, del sentido humano - vosotros lo llamais sensatez, pero no es mas que sentido humano, o sea, egoismo - habrian querido que yo hubiera vivido estas cosas. En el fondo era siempre el miedo de tener un dia que soportar molestias por mi causa; que ya osaba expresar ideas - segun ellos demasiado idealistas - que podian poner en contra a la sinagoga. La historia hebrea estaba llena de ensenanzas sobre la suerte de los profetas. No era una mision facil la del profeta, y frecuentemente le ocasionaba la muerte a el mismo y disgustos a la parentela. En el fondo, siempre el pensamiento de tener que hacerse cargo un dia de mi Madre.

Por ello, el ver que Ella no me ponia ningun obstaculo y parecia en continua adoracion ante su Hijo, los ofendia. Este contraste habria de crecer durante los tres anos de ministerio, hasta culminar en abiertos reproches cuando, estando yo entre las multitudes, se llegaban hasta mi, y se avergonzaban de mi mania - segun ellos - de herir a las castas poderosas. Reprension a mi y a Ella; !pobre Mama ! 11.Y, no obstante, Maria, que conocia el estado de animo de sus parientes - no todos fueron como Santiago, Judas o Simon, ni como la madre de estos, Maria de Cleofas - y que preveia el estado de animo futuro; Maria, que conocia su suerte durante esos tres anos, y la que la esperaba al final de los mismos y la suerte mía, no opuso resistencia como haceis vosotros. Lloro. Y .quien no habria llorado ante una separacion de un hijo que la amaba como Yo la amaba; ante la perspectiva de los largos dias, vacios de mi presencia, en la casa solitaria; ante el futuro del Hijo destinado a chocar contra la malevolencia de quien era culpable y se vengaba de serlo agrediendo al Inculpable hasta matarle?

Lloro porque era la Corredentora y la Madre del genero humano renacido a Dios, y debía

llorar por todas las madres que no saben hacer de su dolor de madres una corona de gloria eterna.

!Cuantas madres en el mundo a quienes la muerte arranca de los brazos una criatura ! !Cuantas madres a quienes un querer sobrenatural arrebata de su lado a un hijo! Por todas sus hijas, como Madre de los cristianos, por todas sus hermanas, en el dolor de madre despojada, ha llorado Maria. Y por todos los hijos que, nacidos de mujer, estan destinados a ser apostoles de Dios o martires por amor a Dios, por fidelidad a Dios, o por crueldad humana.

12. Mi Sangre y el llanto de mi Madre son la mixtura que fortalece a estos signados para heroica suerte; la que anula en ellos las imperfecciones, o tambien las culpas cometidas por su debilidad, dando, ademas del martirio - en cualquier caso, en seguida - la paz de Dios y, si sufrido por Dios, la gloria del Cielo.

Las lagrimas de Maria las encuentran los misioneros como llama que calienta en las regiones donde la nieve impera, las encuentran como rocio alli donde el sol arde. La caridad de Maria las exprime. Estas han brotado de un corazon de lirio. Tienen, por ello: de la caridad virginal desposada con el Amor, el fuego; de la virginal pureza, la perfumada frescura, semejante a la del agua recogida en el caliz de un lirio despues de una noche de rocio.

Las encuentran los consagrados en ese desierto que es la vida monastica bien entendida: desierto, porque no vive mas que la union con Dios, y cualquier otro afecto cae, transformandose unicamente en caridad sobrenatural hacia los parientes, los amigos, los superiores, los inferiores.

Las encuentran los consagrados a Dios en el mundo, en el mundo que no los entiende y no los ama, desierto tambien para ellos, en el que viven como si estuvieran solos: !muy grande es, en efecto, la incomprension que sufren, y las burlas, por mi amor ! Las encuentran mis queridas "victimas", porque Maria es la primera de las victimas por amor a Jesus. A sus discipulas Ella les da, con mano de Madre y de Medico, sus lagrimas, que confortan y embriagan para mas alto sacrificio.

!Santo llanto de mi Madre ! 13 Maria ora. Porque Dios le de un dolor, no se niega a orar. Recordadlo. Ora junto con Jesus. Ora al Padre nuestro y vuestro.

El primer "Pater noster" fue pronunciado en el huerto de Nazaret para consolar la pena de Maria, para ofrecer "nuestras" voluntades al Eterno en el momento en que comenzaba para estas voluntades el periodo de una renuncia cada vez mayor, que habria de culminar en la renuncia de la vida para Mi y de la muerte de un Hijo para Maria.

Y, aunque nosotros no tuvieramos nada que necesitara el perdon del Padre, por humildad incluso, nosotros, los Sin Culpa, pedimos el perdon del Padre para afrontar, perdonados (absueltos incluso de un suspiro), dignamente nuestra mision. Para ensenaros que cuanto mas se esta en gracia de Dios mas bendecida y fructuosa resulta la mision; para ensenaros el respeto a Dios y la humildad. Ante Dios Padre aun nuestras dos perfecciones de Hombre y de Mujer se sintieron nada y pidieron perdon, como tambien pidieron el "pan de cada dia".

.Cual era nuestro pan? !Oh!, no el que amasaron las manos puras de Maria, cocido en el pequeno horno, para el cual yo muchas veces habia recogido haces y manojos de lena - que es tambien necesario mientras se esta en esta Tierra -, no ese pan, sino que "nuestro" pan cotidiano era el de llevar a cabo, dia a dia, nuestra parte de mision. Que Dios nos la diera cada dia, porque llevar a cabo la mision que Dios da es la alegria de "nuestro" dia, .no es verdad, pequeno Juan? .No lo dices tambien tu, que te parece vacio el dia, como si no hubiera existido, si la bondad del Senor te deja, un dia, sin tu mision de dolor?

14. Maria ora con Jesus. Es Jesus quien os justifica, hijos. Soy Yo quien hace aceptables y fructuosas vuestras oraciones ante el Padre. Yo he dicho: "Todo lo que pidais al Padre en mi nombre, El os lo concedera", y la Iglesia acredita sus oraciones diciendo: "Por Jesucristo Nuestro Senor".

Cuando oreis, unios siempre, siempre, siempre a mi. Yo rogare en voz alta por vosotros, cubriendo vuestra voz de hombres con la mia de Hombre-Dios. Yo pondre sobre mis manos traspasadas vuestra oracion y la elevare al Padre. Sera hostia de valor infinito. Mi voz, fundida con la vuestra, subira como beso filial al Padre, y la purpura de mis heridas hara preciosa vuestra oracion. Estad en mi si quereis tener al Padre en vosotros, con vosotros, para vosotros.

15 Has terminado la narracion diciendo: "Y por nosotros…", y querias decir: "Por nosotros que somos tan ingratos hacia estos Dos que han subido el Calvario por nosotros". Has hecho bien en poner esas palabras. Ponlas cada vez que te muestre un dolor nuestro. Que sea como la campana que suena y que llama a meditar y a arrepentirse.

Nada mas. Descansa. La paz este contigo».

45. Predicacion de Juan el Bautista y Bautismo de Jesus.
  1. mariavaltort


    LIBROS MARIA VALTORTA. EL AVANGELIO COMO ME FUE REVELADO Y OTROS. EL EVANGELIO COMO ME FUE REVELADO. Indice.pdf · Intro_y_Vida_Oculta.pdf ...

    sites.google.com/site/mariavaltort/ - En caché?
  2. Imágenes de Maria Valtorta

     - Informar sobre las imágenes
  3. María Valtorta

    María Valtorta nació en Italia en 1897 y murió en 1961 sin haber jamás visitado la Tierra Santa ni cursado estudios teológicos. Sin embargo, entre los años ...
    www.corazones.org/.../valtorta_maria.htm - En caché - Similares
  4. Las visiones de María Valtorta - Reina del Cielo

    María Valtorta, mística italiana que nos dejó relatos de la vida de Jesús y María en la tierra, a través de su poema escrito en varios tomos: El Poema de El ...
    www.reinadelcielo.org/estructura.asp?intSec=2... - En caché - Similares
  5. Acerca de María Valtorta " Radio Cristiandad

    6 Ago 2009 ... La obra de María Valtorta presenta tantas irregularidades que es difícil entender como es que ha podido tener aceptación en los medios ...
    radiocristiandad.wordpress.com/.../acerca-de-maria-valtorta/ - En caché - Similares
  6. Purgatorio - Jesus habla a Maria Valtorta

    Todo gira entorno al Amor, María, excepto para los verdaderos "muertos": los condenados. Para estos "muertos" también ha muerto el Amor. ...
    www.jesustebusca.com.ar/view/jesus-valtorta.aspx - En caché
  7. [PDF]

    Maria Valtorta EL EVANGELIO COMO ME HA SIDO REVELADO VOLUMEN ...

     - 10 Oct
    Formato de archivo: PDF/Adobe Acrobat
    María Valtorta es una personalidad muy conocida en el mundo y, sin embargo, para ... Como mística y como escritora, la personalidad de María Valtorta es muy ...
    www.mariavaltorta.info/Evangelio.pdf - Similares
  8. Maria Valtorta - Wikipedia, la enciclopedia libre

    María Valtorta (Caserta, 14 de marzo de 1897 - Viareggio, 12 de octubre de 1961) fue una mística italiana. Es autora de diversos cuadernos de apuntes, ...
    es.wikipedia.org/wiki/Maria_Valtorta - En caché - Similares
  9. Catholic.net - Comentario a los libros de María Valtorta

    Comentario del teólogo Miguel Ángel Fuentes acerca de las revelaciones privadas o escritos de visionarias como María Valtorta o Ana Catalina Emerich.
    es.catholic.net/.../222/.../articulo.php?id... - En caché - Similares
  10. Vía Crucis - Visiones de María Valtorta

    (Según las Visiones de María Valtorta). Los soldados concluyen el escarnio sólo cuando oyen la voz de un superior que ordena sea conducido el reo ante ...
    www.devocionesypromesas.com.ar/via_crucis_valtorta.htm - En caché - Similares
  11. Valtorta Publishing - Home

     - [ Traducir esta página ]
    Maria Valtorta, with her unique gifts of inspiration and literary genius, is the greatest writer since Saint John the Evangelist. ...
    www.valtorta.org/ - En caché - Similares
http://2.bp.blogspot.com/_l0YCyN1Kn28/Se9DHss2w6I/AAAAAAAAACI/3tXgh7VGXoQ/S220/Maria_Valtorta_15ANS.gif

Videos de María Valtorta

  1. [Maria Valtorta] The Poem of Man-God


    2 min - 7 Abr 2009 - Subido por anila1970
    Your names! Each name was a drop of medicine instilled into my veins to invigorate them and make them function, each of them was ...
    youtube.com - Vídeos relacionados
  2. La nascità di Gesù (1di4)


    9 min - 18 Jul 2009 - Subido por franccicccio
    ...tratto da "L'evangelo come mi è stato rivelato" di Maria Valtorta ... Gesù evangelo maria valtorta ...
    youtube.com - Vídeos relacionados
  3. maria valtorta meditation vie de jesus lumineux ...


    79 min - 6 Mar 2009
    maria valtorta meditation vie de jesus lumineux - fabienne guerrero
    video.google.com - Vídeos relacionados
  4. [Maria Valtorta] Predestination


    6 min - 4 Jul 2010 - Subido por anila1970
    How should we understand predestination Paul mentions in his epistle to the Romans and which so many people erroneously ...
    youtube.com - Vídeos relacionados
  5. [Maria Valtorta] Altare VS Offerta


    7 min - 28 Jun 2010
    da I QUADERNI DEL 1944 (Matteo 23, 19) Oggi Gesù dice questo: Una delle deviazioni del vostro pensare di cattolici, di ...
    all.gloria.tv - Vídeos relacionados
  6. [Maria Valtorta] REDENTORE & MAESTRO


    7 min - 22 Mar 2010 - Subido por anila1970
    Dettato di Gesu' del 16 Ottobre 1943 "Sulla Croce fui REDENTORE ma anche MAESTRO!!!"
    youtube.com - Vídeos relacionados
  7. 8 vídeos

    Profecia Católicos


  8. Conferenza: Maria Valtorta


    27 Ago 2010
    Conferenza: Maria Valtorta, una mistica viareggina - "Proviamo a conoscerla"; Relatore don Ernesto Zucchini
    justin.tv - Vídeos relacionados
  9. maria valtorta meditation vie de jesus joyeux ...


    73 min - 6 Mar 2009
    maria valtorta meditation vie de jesus joyeux - fabienne guerrero
    video.google.com - Vídeos relacionados
  10. Nascita e primi discorsi di Maria (1di3)


    10 min - 24 May 2009 - Subido por franccicccio
    ...tratto da "L'evangelo come mi è stato rivelato" di Maria Valtorta
    youtube.com - Vídeos relacionados


Fuentes - Fonts
SOUV2
Balaram
ScaGoudy
FOLIO 4.2
Biblica Font







free counters






Disculpen las Molestias


Category: Greek Mythology


Category: Greek Mythology | A - Amp | Amp - Az | B | C | D | E | F | G | H | I | J | K | L | M | N | O | P | Q- R | S | T | U | V | W | X | Y | Z
Greek Mythology stub | Ab - Al | Ale - Ant | Ant - Az | B | C | D | E | F - G | H | I | K | L | M | N | O | P | Q - R | R | S | T | A - K | L - Z
Category:Greek deity stubs (593)EA2 | A | B | C | D | E | G | H | I | K | L | M | N | O | P | S | T | U | Z





Mitología Romana


Category:Aeneid (662)EA2 | Category:Characters in the Aeneid (670)EA2 | Category:Characters in Book VI of the Aeneid (718)EA2 | Category:Kings of Rome (769)EA2 | Category:Latin kings (772)EA2 | Category:Deities in the Aeneid (803)EA2



Otras Ramas de Mitología


Mitología en General 1 | Mitología en General 2 | Category:Festivals in Ancient Greece (2865)JC | Category:Indo-European mythology | Category:Festivals in Ancient Greece (1483)JC | Category:Ancient Olympic Games (1484)JC | Category:Ancient Olympic Games (2876)JC | Category:Ancient Olympic competitors (2889)JC | Category:Ancient Olympic competitors (1485)JC | Category:Ancient Olympic competitors (2910)JC | Category:Ancient Greek athletes (2938)JC | Category:Ancient Greek athletes (1486)JC | Mitología General (3033)SC | 101SC | 3132SC | 3048SC | 3060SC | 3118SC | 3095SC | 876SC | 938SC | 986SC | 1289SC | 1109SC | 1407SC | 1107SC | 2494JC | 2495JC | 2876JC | 2865JC | 2889JC | 2938JC | 2596JC | 2606JC | 2621JC | 2450JC | 1476JC | 1477JC | 2825JC | 2740JC | 2694JC | 2806JC | 2738JC | 2660JC | 2808JC | 2734JC | 2703JC | 2910JC | 3051SK




Religión Católica


Religión Católica  |  PAPAS - POPES  |  Diccionario Bíblico - VINE

Via Crucis desde Roma - 10/04/2009 (Completo) (www.populartv.net Oficiado por su Santidad el Papa Benedicto XVI).
Papa Juan Pablo II (Karol Wojtyla). (Rosarium Mysteria Gloriosa | Rosarium Mysteria Doloris | Rosarium Mysteria Gaudii)


  1. CATHOLIC RELIGION  (2020)SK
  2. Category:Roman Catholicism (3219)SK
  3. Catolicismo (3220)SK
  4. Pope o Papas (3243)SK
  5. 3. Handel: Brockes Passion, HWV 48 / Marcus Creed (OedipusColoneus) (3243)SK http://www.youtube.com/watch?v=QkBV6tEmYx8 4. Handel: Brockes Passion, HWV 48 / Marcus Creed (OedipusColoneus) (3243)SK http://www.youtube.com/watch?v=xM3Y5CxvKcg
  6. Category:Popes (3221)SK
  7. Listado de Papas desde Pedro hasta el presente (738)EA2
  8. Catholics

jueves 11 de marzo de 2010

ENCICLOPEDIA - INDICE | DEVOTOS FACEBOOK | EGIPTO - USUARIOS de FLICKR y PICASAWEB

Otros Apartados


Main     SWAMIS · Mejoras · Catholics

Nota: JC: http://juancastaneira.multiply.com | SC: http://sricaitanyadas.multiply.com | SK: http://srikrishnadas.multiply.com | EA: http://elagua.multiply.com | EA2: http://elagua2.multiply.com | CA: http://casaindiasricaitanyamahaprabhu.blog.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Correo Vaishnava

Archivo del blog